RIFAMICINA (MK) SOLUCION SPRAY 1% 20 ML

249377
VitalCard
Normal
Cantidad

Coadyuvante en el tratamiento de infecciones de la piel causadas por gérmenes sensibles a rifamicina. Piodermatitis, dermatitis. Llagas, úlceras, abscesos, heridas abiertas y/o infectadas y tractos fistulosos, piodermitis, quemaduras, furúnculos, dermatosis, úlceras varicosas, posflebíticas, ateroscleróticas y diabéticas, dermatitis eccematoides, curaciones de heridas posquirúrgicas infectadas (adenitis, panadizos, supuraciones de paredes).
En sitio de aplicación son raras. Hay reportes de casos excepcionales, de la posibilidad de reacciones de hipersensibilidad sistémica severa incluyendo choque o reacciones anafilácticas, después de la aplicación tópica en lesiones cutáneas continuas o en otras regiones del cuerpo. Puede producir coloración rojiza de los tejidos corporales y/o fluidos como piel, dientes, lengua, orina, heces, saliva, esputo, lágrimas, sudor y fluido cerebrospinal. Los lentes de contacto, dientes o dentaduras pueden teñirse permanentemente.
Hipersensibilidad a las rifamicinas o a cualquiera de los componentes. Ictericia. Embarazo.
Realizar 2 a 3 aplicaciones diarias. Uso externo. Aplicar sobre heridas, úlceras, forúnculos, quemaduras, etc., dejando caer la solución sobre la zona afectada. Otra forma es dejando caer las gotas de solución sobre una gasa aplicada sobre la herida, hasta humedecerla completamente. Uso intracavitario y por infiltración: Con una jeringa estéril debe extraerse del frasco-ampolla, en condiciones de asepsia, la cantidad deseada para luego inyectar en cavidades, realizar lavados o infiltrar los tejidos infectados. Es adecuada para aplicación dentro de una cavidad o para el lavado de la cavidad después de la aspiración del contenido purulento y lavado con solución salina. El medicamento debe renovarse una vez al día o cada tercer día. La aplicación tópica puede combinarse con administración de antibióticos sistémicos.
× Cantidad